--  CURSO abr-jul 2014 :        ANAIS     DAHIMELY     ELI      GISVEL      GLOSELIS      IRIS        JESUS      JHOAN      JULIO      MARIA            REINA U.           REINA P.            SABRINA         SOL       YUSMARY         CARLOS            FRANCISCO         --- Maestro: René Barbou ---                 

12.6.12

Para poner tu nombre animado en tu blog entra en este url y despues de escoger el nombre y el tipo de letra  copia el codigo y pégalo en html en diseño:  entra aqui
Al final de la pagina hay un ejemplo.






25.5.11

Cómo repotenciar un PC


El incesante avance de la tecnología, puede volver virtualmente obsoleto un equipo comprado hace apenas un año atrás. Si bien el avance de la tecnología asegura mejoras considerables en el rendimiento de los equipos, también puede elevar el costo de los dispositivos informáticos y de hardware, lo que lleva a los usuarios a considerar la posibilidad de comprar un nuevo ordenador o repotenciar o mejorar las prestaciones de su máquina actual.
Por supuesto, que la necesidad de aumentar las prestaciones de los equipos viene dada principalmente por los requerimientos del usuario de obtener mayor potencia de su equipo. Si utiliza el ordenador para trabajar de manera profesional, muy probablemente requiera actualizar su PC con regularidad, a fin de mantenerse a la vanguardia de los programas informáticos y las exigencias de hardware de estos.
Tipos de repotenciación
Podemos clasificar la actualización o repotenciación de un PC, en dos tipos diferentes; repotenciación menor y repotenciación mayor.
La repotenciación menor, se basa principalmente en aumentar ciertas características del PC, para elevar su velocidad de carga y capacidad de almacenamiento. Por lo general, se usa para maximizar el rendimiento invirtiendo poco dinero. Cabe destacar, que si el software que deseamos utilizar requiere hardware más potente, este tipo de repotenciación no nos servirá de mucho.

Figura 2: Repotenciación de PC
La repotenciación mayor, tiene que ver con cambiar todas las características del equipo, dentro del mismo case del ordenador. Por lo general, requiere mayor inversión y en muchas ocasiones cuesta casi igual que comprar un equipo nuevo, por lo cual, para tomar la decisión de repotenciar o comprar un nuevo equipo, es importante realizar un análisis de rendimiento/costo.


 Repotenciación menor
La repotenciación menor, está dirigida a todos aquellos usuarios que desean disminuir el tiempo de carga de los programas en su PC y aumentar la velocidad de trabajo del equipo y su rendimiento, sin cambiar sus características de procesamiento de datos (procesador) ni soporte general de hardware (placa madre).
Para realizar este tipo de repotenciación, es necesario tener en cuenta la capacidad de nuestra placa madre de soportar una cantidad de memoria RAM superior a la que tenemos y soportar discos duros más amplios, así como también su compatibilidad con placas de video o de sonido más actualizadas, así como el soporte de Windows para los cambios que queremos.

El primer paso para realizar una repotenciación menor, es aumentar la cantidad de memoria RAM. Debemos considerar que para equipos modernos es recomendable tener como mínimo 1GB de RAM, ya que con esta cantidad de memoria podremos trabajar cómodamente con sistemas Windows.
Continuando con la repotenciación menor, después de verificar e instalar una nueva memoria RAM, es recomendable aumentar la capacidad de almacenamiento delPC.
Para ello, reemplazamos nuestro disco duro anterior, por uno de mayor capacidad. Si deseamos conservar nuestro disco duro actual, podemos tener los dos discos, colocando uno como master y el otro como esclavo.Para hacer esto, debemos seguir las indicaciones de la carcasa de los discos duros y al culminar la instalación modificar el BIOS para guardar los cambios.
Otra característica que podemos manipular para aumentar el rendimiento del hardware, es adicionar a nuestro equipo una tarjeta de video de gama media y opcionalmente una placa de sonido. Ambos dispositivos, deben ser soportados por la placa madre y por la fuente de poder para ser elegibles para su instalación. La ventaja de estos equipos es que potencian la reproducción de video y audio, sobre todo si ejecutamos muchos juegos, utilizamos editores de audio/video o trabajamos con aplicaciones multimedia.

Por último, si los requerimientos de hardware de los sistemas que deseamos tener no son cubiertos por nuestra configuración, siempre es buena opción cambiar de sistema operativo y buscar alternativas libres o equivalentes al software que deseamos utilizar. Por lo general, una distribución Linux de las minimalistas, puede rescatar un PC relativamente viejo y volverlo completamente operativo, si no tenemos grandes requerimientos de video.

Repotenciación mayor
La repotenciación mayor, tiene que ver con un cambio casi total de las características del hardware de nuestro ordenador, sólo dejamos el case y en algunos casos los mismos periféricos, como teclados, mouse, impresora y monitor.
Se trata principalmente de aumentar la capacidad de procesamiento y de soporte de nuevas tecnologías en nuestro PC, lo que amerita un gasto elevado en la mayoría de los casos, por lo que es importante considerar la relación precio/rendimiento para poder elegir bien. En algunos casos, es más factible adquirir un equipo completamente nuevo, que realizar una repotenciación mayor al PC.

Si ya hemos decidido realizar una repotenciación mayor al equipo, el primer punto a considerar es cambiar el procesador del PC. Para ello, debemos verificar que la placa madre del ordenador soporte el procesador que deseamos instalar. Si es así, la inversión será mucho menor y, de no soportarlo, tendremos que adquirir una placa madre nueva que soporte el procesador a instalar.
Repotenciación mayor
En la nota anterior, tocábamos el tema del cambio de procesador, un dispositivo indispensable para aumentar el rendimiento del PC. Es necesario verificar que la placa madre soporte el procesador, de no ser así, tendremos que adquirir una nueva placa madre, más moderna y que además nos permita darle soporte a una gran cantidad de dispositivos de nueva generación, lo que será de gran avance para el rendimiento global de nuestro ordenador.

Otro factor a tener en cuenta, es la fuente de poder. Esta debe ser capaz de soportar el procesador nuevo y la placa madre moderna, así como los dispositivos extra, como tarjetas de video, sonido y discos duros. De no soportarlos, debemos adquirir una fuente de poder mucho más potente para nuestros requerimientos. Por lo general, la placa madre y los demás dispositivos recomiendan una potencia mínima para la fuente de poder, este será nuestro punto guía para elegir una nueva fuente de poder, que debe ser igual o superior (recomendable), a lo sugerido por el resto del hardware.

Una vez adquiridos el procesador, la placa y la fuente (de ser necesario), nos dedicamos a retirar todos los dispositivos del PC, discos duros, tarjetas, fuente de poder, placa madre. Luego, procedemos a instalar la nueva placa, atornillarla y fijarla al case. Incrustamos el procesador según las indicaciones del fabricante y le conectamos el sistema de enfriamiento, y procedemos a instalar la nueva fuente y a conectarla con la placa madre.
Con la placa nueva, también debemos incluir nueva memoria RAM. Por lo general, las memorias más viejas no son compatibles con tecnología de punta, por lo tanto es importante adquirir memoria RAM compatible con la nueva tarjeta y en una cantidad igual o superior a 2GB, para asegurar un rendimiento destacable de nuestro equipo.

Una vez instalada la memoria RAM, procedemos a conectar el o los discos duros a nuestro equipo. Se recomiendan discos de más de 80GB. Los discos duros modernos están en un rango de 320MB y 1TB. Si son dos discos, colocamos uno como master y el otro como esclavo.
Ahora, procedemos a conectar la o las unidades ópticas. Con una repotenciación mayor, es recomendable instalar grabadoras/lectoras de DVD de gran velocidad y en lo posible una unidad Blu-ray. Luego, instalamos las placas de video y sonido (estas últimas son opcionales pero muy recomendables, sobre todo la de video que debe tener por lo menos 256MB).

Por último, cerramos el case y verificamos que todos los cambios han tenido efecto, visualizando el BIOS. Sólo nos resta poner en marcha nuestro sistema operativo para disfrutar de un equipo completamente repotenciado o como nuevo.